A ver quien se cree que eso es casualidad

Cuando me quedé embarazada la empresa en la que trabajaba estaba en un proceso de ERE de extinción por lo que decidí ocultar mi embarazo tanto tiempo como me fuera posible pues estaba segura de que en cuanto se enterasen “aprovecharían” la circunstancia del ERE para despedirme (era el segundo ERE y ya había visto  como hacían las cosas). El 1 de abril me hicieron un contrato nuevo para una obra recién empezada (era una empresa de construcción y yo era indefinida en fraude de ley, me hacían contratos por obra concatenados y llevaba así más de 7 años) así que pensé que era un buen momento para contar que estaba embarazada. Ya eran 19 semanas, me resultaba muy difícil ocultarlo y con un contrato recién firmado no se atreverían a echarme…A la semana siguiente me comunicaron que me habían incluido en el ERE. No pude por menos que reírme, a ver quien se cree que eso es casualidad.
Al ir a firmar el finiquito no me permitieron firmar no conforme, amenazando con no darme el cheque e informándome de que si luego decidía no denunciar o perdía no se me pagaría la indemnización que se había acordado en el ERE (que era mejor que la que corresponde por ley). Yo llevé MUY mal el embarazo, la gente que lo sabía me había aconsejado en varias ocasiones que me cogiera unos días de baja (salía de casa a las 7:30 y no llegaba antes de las 20:30) y mi padre había fallecido menos de 3 meses atrás en un accidente de tráfico. Vamos, que no tenía fuerzas ni ganas para pegarme con ellos cuando además al ser un ERE tenían la causa objetiva de despido y no había forma de demostrar que acababan de enterarse de mi situación ya que lo conté en la oficina, no mandé burofax ni nada de lo que quedase constancia.

Site Footer

USASpainEnglish