De toda experiencia salen cosas positivas

Acababa de cambiar de trabajo cuando al cabo de tres semanas en el nuevo trabajo me enteré que estaba embarazada. No lo buscábamos pero pasó y no era fácil para mi informar a mis jefes ya que mi trabajo requería viajar. Era una empresa pequeña formada por dos socios, y cuando finalmente pude hablar con uno de ellos, yo esperaba que me echara e incluso me atrevi a decirle que si decidia rescindir mi contrato que lo entendia perfectamente. Para mi sorpresa, su actitud fue completamente la contraria. Me dijo que no me preocupara que ya lo arreglariamos y que él siempre apoyaba que la gente con la que trabajaba tuivera hijos. Incluso se atrevió a explicarme su historia personal y que a su mujer le había costado mucho quedarse embarazada. Salí de su despacho con la sensación de haberme quitado un peso de encima y con la certeza de que podría conservar mi trabajo.

Una semana después, el otro socio me llamó a su despacho para darme la buena nueva. Me despedían por no cumplir con el rendimiento esperado. ¿Cómo podían valorar mi rendimiento en tres semanas de trabajo durante las cuáles estuvieron de viaje? Cómo se justifica que no se hayan cumplido objetivos de venta esperados en tres semanas?

Al confrontarlo y preguntarle si sabía que estaba embarazada, obviamente lo negó. En ese momento, se me vino el mundo encima, no sabía qué hacer. No podía creer lo que estaba pasando y lo hipócritas que habían sido conmigo. Ese día tenía pensado presentar un plan de trabajo para viajar lo más que pudiera y ahora me estaban despidiendo.

Llamé enseguida a un amigo abogado. Me dijo que si aún tenía la posibilidad de enviar un email y dejar constancia de que había comunicado mi embarazo, que lo hiciera. Salí hacia mi lugar de trabajo e intenté enviar el email tal com le había dicho el abogado. Cuando estaba a punto de enviarlo, el socio que me despidió se dio cuenta. Empezó a darme estirones para intentar quitarme el mouse. Al no poder quitarrme el mouse, estiró la pantalla para llevarse el portátil. Y todo esto sucedió sabiendo que estaba embarazada. Tenía al menos la tranquilidad de pensar que contaría con mi derecho a paro después de casi 10 años cotizando. Pero para mi mala suerte, no tenía derecho porque tienen que haber pasado al menos tres meses desde la última baja voluntaria. Así que estaba embarazada, sin trabajo, sin derecho a baja por maternidad y sin paro. Pasé unos días que no paraba de llorar, culpándome porque no lo había comunicado por escrito. Cuando recuperé el ánimo incluso busque trabajo pero ¿quién iba a querer contratar a una embarazada de 24 semanas?

Decidí denunciar aunque la abogada me advirtió que tenía las de perder por no haberlo comunicado por escrito. Fuimos a juicio.  Meses después, cuando ya había nacido mi hija, llego el día del juicio.Ese día el socio al que le comunique mi embarazo se dedicó a intentar provocarnos con sus comentarios. Al final, el juez propuso llegar a un acuerdo y como no tenia ninguna prueba que demostrara que yo había comunicado mi embarazo, decidí aceptar. Pero tal y como él me dijo a cada cerdo le llega su hora….

Sólo puedo decir que toda experiencia salen cosas positivas. Cuando mi hija tenía cuatro meses, encontré el mejor trabajo del mundo para poder cuidarla. Me dieron la oportunidad de trabajar con ella desde casa y un día a la semana iba a la oficina con ella. No dejo de pensar que si hubiera seguido en el otro trabajo no tendría el privilegio de poder estar con ella. Regresar al trabajo después de 4 meses, es una putada pues aún son tan pequeños y nos necesitan. Doy gracias por empresas como la que estoy ahora que me han dado toda la confianza y flexibilidad para disfrutar de la maternidad y espero que gracias a los testimonios de muchas más mujeres como yo, empiecen a cambiar las cosas, estemos más protegidas por la ley y tengamos mayor tiempo para disfrutar de nuestros hijos. Ah y moraleja para todas las mamis: siempre comunicar por escrito y denunciar ante cualquier injusticia.cambiemos el mundo porque nuestros hijos lo merecen.

Site Footer

USASpainEnglish